Los proximos 10 años

Los próximos 10 años                        

  
Antonio Carlos Ascar
                                                                                   Condensado de un artículo
                                                                   Supermarket News de marzo de 2010 Noticias

Estos últimos 10 años han sido de gran conmoción para los supermercados: surgieron grandes superficies de venta, los supermercados medianos reaccionaron con más calidad en sus productos y servicios, los layouts y diseños de los negocios han evolucionado y abandonado el estilo "siempre lo mismo", las ventas por internet han progresado y sobre todo una pequeña sección de "platillos preparados" creció tanto que hoy es
una actividad que involucra a toda la tienda, tal es su importancia.

Queda la pregunta: ¿Qué nos reserva la próxima década? Varios expertos, consultores y ejecutivos de EE.UU., entrevistados por la "Supermarket News" en marzo pasado, dieron su opinión. He buscado aquí sintetizar las ideas e hipótesis más factibles.

Supongamos que:


- Se tratará de un consumidor diferente.
- Las participaciones de edad habrán cambiado.
- Las respuestas a las necesidades del consumidor deberán ser más dinámicas.
- La economía estará recién saliendo de una recesión.

Con estas consideraciones, se verán en los próximos 10 años:


- El marketing, en un sentido amplio, demandará nuevas herramientas.
- Nuevos pequeños formatos de conveniencia se fortalecerán. Ya son exitosos en Europa, y debe suceder igual en los EE.UU.
- Este formato vendrá reforzado por el incremento de la población de más edad, el alto costo del  metro cuadrado construido y por cambios en los hábitos de las familias.
- En realidad, el tamaño de las tiendas seguirá cayendo.
- Las tiendas de surtido limitado (hard discount), como Aldi, Save-A-Lot y todo el segmento discount, crecerán en todo el mundo y en los EE.UU.
- La tradicional división de departamentos deberá venir reformulada para que lleve más en cuenta la intención de compra del consumidor.
- La talla única (one size fits all) ya no existirá.
- La meta en el propio vecindario así como el surtido de productos tendrán que ser personalizados.
- Cuanto menor sea la superficie de venta, más específicas podrán ser las tiendas.

- La importancia de la antigua venta de "valor" vendrá reforzada.
- Las marcas propias podrán representar hasta el 35% de las ventas de la tienda.
- Habrá una gran competencia entre las redes que operan las pequeñas tiendas y también los grandes jugadores entrarán en este mercado.
- Por otra parte, crecerá la participación de los formatos que se centran fundamentalmente en precios bajos (Price Impact)
- La búsqueda por eficiencia será mucho más intensa y habrá una fuerte presión sobre los proveedores y transportistas.
- Existe la tendencia de que las fusiones y adquisiciones reduzcan el número de players. Los europeos comprarían las redes de América y viceversa.
- El mix de productos se reducirá y el sistema de almacenamiento será más eficiente. El "just in time" y las ventas a consignación serán fuertes.
- Los proyectos de tienda alcanzarán mayor eficiencia en los expositores y menos huecos en el área de ventas.
- Habrá un uso continuo de la internet para comunicarse con los consumidores.

El denominador común entre los entrevistados, un tema muy comentado, y que por lo tanto lo uso para finalizar este artículo, se refiere a la creciente búsqueda por precio y valor. La conducta de compra del consumidor será muy motivada por ese binomio. La venta de productos baratos y de baja calidad, o caros y de buena calidad, perderán espacio para el "precio y valor".

Fonte: SN Ascar&Associados